La oniroteca en cuarentena

Sueños en tiempo de pandemia

junio 2020

Sueño CXXXVII

"Soñé que estabas aquí en casa con nosotros. Sacabas tu ropa sucia y la ibas a meter a la lavadora, y yo te decía que mejor yo te ayudaba a lavarla a mano".

V. 55 años, whatsapp enviado a su hija de México a Madrid.

Sueño CXXXVIII

"Soñé que tenía una cita con una paciente hoy a las 8 am por skype, suena el teléfono, me despierto, son 7:30. Vuelvo a dormir, pero antes miro mi agenda por si me hubiese equivocado. Estoy confundida con los días. Pero no, es la siguiente semana. Vuelvo a dormir... He soñado con el sitio donde trabajo, pero en lugar de recepcionista soy paciente. Paso a la consulta del médico del Dolor. Con el Dr. O. Es gordo y tiene cara de buena gente y buen profesional. Me recuesto en la cama de observación. Boca abajo. El doctor empieza a presionar distintos puntos sobre mi cuerpo con distinta intensidad; unos duelen más otros menos. Respondo con "ay, ay" y parece que él asiente con la cabeza. Luego pasa a las ingles. Ahí me duele mucho. Escucho que dice en voz baja "claro, los conductos renales o urinarios, ... o algo así". Yo estoy preocupada porque empiezan a llegar pacientes y yo no estoy en recepción. Aparece una chica muy parecida a mi. pero con el cabello suelto y muy arreglada. Pelo rizado. "No te preocupes, yo me encargo", me dice. "Tú tranquila que todavía no ha muchos pacientes". La chica va vestida como yo me vestí ayer: camisa de rayas blanco y negro y pantalón de vestir negro. Me tranquilizo. Luego salgo rápido descalza a mi puesto de recepción...En otro momento sueño que la secretaria de la otra Clínica para la que trabajo tenía que llamarme hoy. Suena el teléfono. Me despierto. Es Ella".

Sueño CXXXIX

"Me acordé de este sueño en medio de la tarde, mientras recibía un whatsapp sobre un muro que estaba mal en el barrio. Soñé que la casa donde yo estaba se incendiaba, pero era todo muy raro... era como si dentro de mi sueño tuviese la intuición de que algo malo pasaría.... creo que dejaba algo cocinando, pero estaba segura de haberlo apagado, no sé, todo es confuso, era como una casa abandonada. Al salir de la cocina veía a gente familiar y amigos. Alguien olía a quemado y de repente había incendio..."

Sueño CXL

1. Soñé que me enviaban unas orquídeas color morado. Tenían una nota que no sabía de donde venían. La nota tenía una letra muy bonita. Estaba muy inquieta de no saber de dónde venían. Pensaba que eran del fisioterapeuta de la clínica donde trabajo o de... sí, al final recordaba. De mi ex novio. Para recordarme que quedaríamos el fin de semana.

11 de junio 2020

Sueño CXLI

"Bajaba de la clínica a hacer una fotocopias. Había una fila bastante largo. La siguiente en ser atendida era una paciente mía. Me decía: "A ver, sí me urge, pero pasa tú, no me importa esperar más". Yo le decía que no, que luego bajaría de nuevo, que no me urgía. Ella estaba esperando a que le dieran una brocheta de fresas con chocolate. Yo estaba con una bata blanca y un gorro verde de quirófano.

12 de junio 2020

Sueño CXLII

Soñé con un bebé abandonado. Me lo traía a casa, le hacia muecas con la boca y me sonreía. Luego se quedaba serio. Buscaba un biberón, le daba algo de leche. Pero él tenía sueño. Se quedaba dormido. 13 de junio de 2020.

Sueño CXLIII

Estaba mirando a una pareja teniendo sexo. Ella estaba en pino boca abajo y él la penetraba. Yo decía "pero esto es muy real, no pueden ser actores", es demasiado real. 12 de junio 2020

Sueño CXLIV

Estaba en una consulta por vídeo llamada con una paciente; una niña de 12 años, tenía la cara diferente. Por momentos yo aparecía en su casa con sus padres; era una casa con decoración llena de cuadros de Frida Kahlo. Le decía a la niña que tenía que quitarse los lácteos, que probaríamos con bebidas vegetales. Los padres no estaban tan convencidos.

Sueños CXXXVIII a CXLIV de K. Madrid, 33 años. 10 al 13 de junio de 2020.

 

 

Sueño CXLV

"Estábamos en la escuela, todo lo que pensábamos era enviado a nuestros padres inmediatamente antes de ser ,censurado , La ciudad estaba hecha de células luminosas , era un final de día bellísimo , el cielo ámbar , el pulso de la vida en ella hacía que yo tuviese visiones de cuerpos desnudos , una chica y un chico corrían por una playa vendiendo una revista de moda. Yo había dibujado unos remeros desnudos avanzado por un bosque de cuadros , la profesora de la escuela dijo que era invendible, ¡ bórralo ! ¡bórralo !"

Zafira, 6 de junio de 2020.

Sueño compartido por el instantantefundacion.org

Proyecto Sueños en tiempo de coronavirus.

Sueño CXLVI

"Soñé que iba al casting que tengo mañana. De vestuario usaba una cola de plumas color verde y en la cabeza unas plantas suculentas color verde claro, como de tiras, como la que tengo en mi ventana. Después veía a otra chica que también tenía el mismo gorro. Pensaba que podría usar un montón de libros marrones para la presentación. Pero todo me daba temor. Estaba insegura. De repente aparecía en el DF. Una directora de teatro de hace muchos años, le decía que si la vería. Ella me decía claro que sí, hoy he reservado para mi grupo "Historias", que así se llamaba... De repente ya estaba como en un jardín como del Retiro. Pasaba un pavo real en una dirección y yo en otra. Nos cruzábamos, y justo en en ese momento el pavo real comenzaba a hincharse. El pavo real estaba pariendo dos pavo reales. Yo seguí con mi cola verde y me quedaba sorprendida. En otro momento del mismo sueño aparecía un bebé jugando sobre la cama, era una casa con ventanales. No era un bebé familiar, pero era muy bonito.

17 de junio de 2020

Sueño CXLVII

Sueño de siesta de sábado

"Me desperté llorando. Tenía mucho calor y me sentía como una niña pequeña. Soñé que estaba montada en una motocicleta con mi hermana detrás. No llevábamos casco y tampoco el cinturón (en mi sueño las motos tenían cinturón). Entramos a un túnel y me sentí muy nerviosa porque no llevábamos seguridad. No sé cómo pero de repente ya teníamos casco y mi hermana se ponía el cinturón, pero yo no. Esperaba hasta entrar al túnel. De lejos veía a los agentes de movilidad.

Todo se hacía en cámara lenta. Yo hacía gestos como de ¡Mierda!, mientras me ponía el casco. Pero me paraban y me ponían una multa. Me sentía fatal ¿Porqué tuve que esperar hasta el último momento para ponerme el casco?. Culpa. Me enviaban a una cabina como de policía con un hombre mayor como de sesenta años, de estatura pequeña y con cara de degenerado.

El señor jugaba con su ordenador, tecleaba aleatoriamente números; 100, 200, 300. Al final fueron 200. Tenía que pagar 200 euros de multa. Mi hermana ya no estaba en el sueño. Tenía que pagar 200 euros de multa o bien optar por "otra cosa", me decía que podía elegir otra cosa con él. (Escribo esto y me late el corazón más rápido). El hombre me estaba proponiendo "otra cosa" pero al mismo tiempo que me lo proponía tenía su mano metida en mi vagina. Tenía toda la mano dentro. Y dentro rebuscaba. Y seguía hablando como si nada pasara. Yo me sentía muy mal, muy triste, ¿Porqué me proponía algo que ya estaba haciendo? Yo no podía hablar ni expresarme en el sueño. Era todo maquinal.

Al fondo de esta cabina de policías estaba el mar. Un mar precioso. El sol se reflejaba, parecía media tarde. En la playa había mucha gente vestida de blanco y había muchos bebés repartidos por toda la playa.

Finalmente desperté. Todo lo que no lloré en el sueño, lo lloré al despertar. Hacía mucho tiempo que no sentía un dolor así, de ese que te sale desde las tripas. Lo escribo y lo vuelvo a sentir".

27 de junio 2020

K. 33 años, Madrid

CXLVIII

"No podía respirar, subía y subía a una de las muchas escaleras que había en la calle , sólo así conseguí llenarme los pulmones de aire , había mucha gente como yo subidos a escaleras , en el horizonte había una gran ola amarilla y sobre rostros de hombres y mujeres"

5-06-2020 Fernando

 

CXLIX

"Estaba en una sala grande, iluminada, llena de gente que hacía performances, recitaba poemas, hacía instalaciones, algo así de "modernos". Solo conocía a mi hijo que hizo una instalación con semillas de distinto tamaño y color. La gente estaba de pie, por el suelo, yo estaba en una especie de diván al parecer desnuda y tapada con una tela Tenía las rodillas flexionadas, se cayó la tela y tenía una instalación en el pubis, una especie de varillas pequeñas tipo algunas esculturas de Alfaro y en el centro un timbre de bicicleta antigua Yo no lo sabía pero no me sorprendí. La gente que pasaba miraba con naturalidad, ahí me desperté".

Carme, 10-06-2020 

 

Sueños compartidos por el proyecto Sueños en Tiempos del Coronavirus, de la Fundación el Instante. https://www.elinstantefundacion.org/suenosentiemposdelcoronavirus